Review: Nike Kobe A.D.

Por primera vez vemos como la línea de zapatillas de una estrella retirada no solo continúa su camino sino que se transforma, la primera Kobe después de Kobe, la Nike Kobe A.D., que en colaboración con Foot Locker Europe vamos a destripar en El Laboratorio de El Calzador.

Kobe Bryant ha muerto, la leyenda viva pasó a ser leyenda, a secas. Aunque a muchos nos cueste asimilar que ese señor al que llevábamos viendo dos décadas ya no volverá a rondar las pistas Nike no ha querido olvidar el legado de uno de los deportistas más importantes de la historia reciente. La línea de Nike Kobe siempre ha sido una línea diferente con puntos de inflexión que han marcado tendencia dentro del calzado de baloncesto. Nadie debería olvidar a la Nike Kobe IV, la primera zapatilla de corte bajo para jugar al baloncesto de la era moderna, como tampoco debería olvidar nadie la Nike Kobe IX Elite, el regreso a la zapatilla de baloncesto alta de máximas prestaciones. Pero todo esto son anécdotas, Kobe se fue y ahora lo importante es valorar junto con Foot Locker Europe que nos ofrece Nike en esta Nike Kobe A.D., una zapatilla continuista en la línea de Kobe con mucho recorrido por delante.

COMPOSICIÓN

Se podría decir que esta Nike Kobe A.D. es la zapatilla de Kobe más compleja en relación a los materiales usados. En la parte superior encontramos más de media bota compuesta por Flyknit, hilo trenzado que se adapta perfectamente al pie, ofreciendo resistencia y ligereza. En comparación con otros modelos anteriores podríamos decir que el Flyknit de esta Nike Kobe A.D. es menos elaborado y más fino pero a la vez más compacto, lo que lo hace algo más rígido, más ligero y con menos transpiración. Eso sí, sin dudas el material está hecho para durar, no como muchas otras zapatillas de Flyknit cuya vida es algo corta. Para la parte trasera han optado por un material suave pero más rígido para sujetar el tobillo, un contrapunto muy elegante y que marca claramente las dos partes de la zapatilla, una mucho más móvil y dinámica y otra más sólida y consistente. También encontramos el Flywire, la tecnología que ancla los cordones a unos hilos que conectan directamente con la suela. Flywire y Flyknit son dos materiales que presenta cualquier Kobe de gama alta desde 2014, indispensables y muy necesarios.

En el talón tenemos las dos partes de la zapatilla que más destacan. La especie de lengüeta trasera, con la firma de Kobe en una de las zapatillas y el logotipo del ADN en la otra, a primera vista es de lo que más llama la atención. También encontramos en el talón una placa de plástico que en algunos modelos tiene un acabado metalizado y en otros como este solamente un acabado en brillo. Se podría decir que esta placa de plástico junto con el saliente trasero son las dos piezas de la zapatilla que hacen a esta Nike Kobe A.D. reconocible a primera vista. Dejaremos una pregunta en el aire que responderemos en el análisis en pista ¿son solo mejoras estéticas o afectan directamente al rendimiento de la zapatilla?

 

Quizás una de las características más notables en la línea de Nike Kobe es como a partir de la Kobe IX han ido alternando la amortiguación en la media suela o en la propia plantilla. Nosotros somos mucho más de la amortiguación en la suela por delante de la amortiguación en la plantilla, esto no quiere decir que la amortiguación de la Kobe IX o la Kobe XI sean malas, son diferentes y se desplazan de manera independiente. En esta Nike Kobe A.D. la amortiguación vuelve a la media suela con lo que nos deja un interior de la zapatilla completamente despejado. La plantilla es convencional, sin misterios, y la lengüeta va sujeta por dos gomas laterales. La media suela está compuesta por dos amortiguaciones diferentes, ZOOM y Lunarlon, acompañada de la tecnología Free para favorecer la flexibilidad en la pisada. Es un concepto bastante similar al presentado por la Nike Kobe X salvo por el único problema que presenta esta Nike Kobe A.D., el ZOOM viene en una cápsula y no es visible. Y ¿por qué decimos esto? Porque en las fotos se puede observar una pequeña ventana con las letras ‘Nike ZOOM’ y lo que aparentemente parece una cápsula completa de ZOOM y que no es así. No sabemos si Nike ha colocado esa ventana a modo de decoración o simplemente cambiaron de idea en el diseño final pero la cápsula de ZOOM es mucho más pequeña, más parecida a la que llevan las Nike Kyrie, Nike LeBron Soldier o zapatillas de ese perfil.

Para la suela como tal tenemos una composición en goma con patrones multidireccionales. Es una suela bastante similar a las de la Nike Kobe XI, lo cual es perfecto porque es una suela con una tracción muy buena sin importar las condiciones de la pista, ya sea exterior o interior. Además es una suela bastante más duradera que la que montaba la Nike Kobe X por lo que la elección continuista es incuestionable. Como apunte hacia la suela diremos que las suelas translúcidas han tenido bastante peor rendimiento que las de goma sólida, algo que ya en la Nike Kobe XI se dejaba notar y se ha confirmado también en esta Nike Kobe A.D. Nuestra recomendación, ya que además la que nosotros hemos probado es de goma sólida, es que optéis por este material algo menos vistoso pero cuyo resultado es bastante mejor.

ANALISIS

 

Como siempre decimos en El Calzador, una zapatilla ya puede llevar tecnología de Marte que si luego no da la talla a la hora de desarrollar la actividad para la está hecha no nos sirve para nada. Vamos a descubrir si da la talla esta Nike Kobe A.D.

Cuando te calzas la Nike Kobe A.D. lo primero que notas es que es una zapatilla pensada para Kobe Bryant. No sabemos en qué estado del desarrollo de la zapatilla Kobe decidió retirarse pero lo que sí parece claro es que el bloque principal se ha hecho ajustándose a las necesidades de la estrella de los Lakers. La sujeción del pie en la parte del talón es increíble. Esa especie de lengüeta a la inversa que hay en el talón perfila el tendón de Aquiles manteniéndolo sujeto y mimado, un detalle inequívoco de que se pensó en los problemas que arrastraba Kobe desde 2013 en dicha parte del cuerpo. Podríamos decir que jamás hemos probado una zapatilla de perfil bajo con una sujeción tan buena. Lo increíble de esta sujeción no solo es la manera en la que te arropa el talón y lo mantiene pegado a la suela sino la capacidad para que esto no afecte en absoluto a la movilidad del tobillo. Por norma general la sujeción de una zapatilla alta viene dada desde el tobillo y el cordaje superior mientras que la sujeción de una zapatilla baja viene desde el cordaje inferior, aportando una dosis de complejidad extra ya sea aportando algún tipo de calcetín o confección diferente. En la Kobe A.D. la sujeción viene del talón y el tobillo y de ahí se extiende hacia el empeine por lo que invierte el concepto de zapatilla de corte bajo sin perjudicar la libertad de movimiento del tobillo. No entendemos como lo han hecho pero lo han hecho, talón sujeto, tobillo libre.

Una vez echas a correr y a saltar se puede notar varias cosas positivas y varias cosas que no nos han convencido tanto. La tracción de la suela como hemos comentado en las características es muy buena y si la juntas con la sujeción del pie lo que tenemos es una respuesta inmediata. La línea de Nike Kobe siempre se ha caracterizado por ir más pegada al suelo que sus competidoras sin renunciar a una buena amortiguación. En este caso solamente con la sujeción y la suela ya notamos esa sensación. La zapatilla responde a las mil maravillas. Cuando nos paramos a evaluar la zona delantera del pie notamos que el Flyknit es más rígido de lo habitual, por lo que según como flexiones el pie puede que la arruga llegue a molestar. El Flywire hace su función perfectamente, desde el empeine hasta la planta del pie tenemos la zapatilla completamente pegada al pie, la respuesta es automática. Por la tipología de la suela la Nike Kobe A.D. esta pensada para estabilizar el pie. Recientemente en modelos como Nike PG1 o Nike Kyrie 3 hemos visto suelas hechas para que el pie ‘vuelque’ en los desplazamientos laterales o cambios de ritmo, no es el caso de esta Nike Kobe A.D., una zapatilla que tiene una estabilidad que favorece el apoyo por delante del desplazamiento como ha sido siempre en toda la línea de Nike Kobe o Nike KD.

Cuando probamos la zapatilla en saltos es cuando notamos la principal oportunidad de mejora de la Nike Kobe A.D., su amortiguación. Efectivamente esa cápsula de ZOOM es más pequeña de lo que nos hubiera gustado, creemos que en la horma de precios en la que se mueve esta Nike Kobe A.D. debería ser Full ZOOM hasta medio pie y en ese aspecto comparándola con la Nike Kobe X sale perdiendo. Eso sí, al llevar menos amortiguación la sensación de ir pegado al suelo es mucho más notoria, puede que la comparación de sensaciones en ese aspecto sea más con la Nike Kobe VIII. De alguna manera se han tenido que desmarcar de la suela de la Nike KD 9 por lo que bajo nuestro punto de vista puede que sea la manera que tiene Nike de presentar dos tipos de zapatillas diferentes en el mismo segmento de precios. Continuando con la amortiguación el Lunarlon es más denso de lo esperado. El Lunarlon que monta Nike en los modelos actuales es más esponjoso pero aquí han querido darle un tono más pasivo, ni amortigua tanto, ni recupera tanto, da un tacto mucho más realista de la pista. El segmento hecho con Free ayuda a darle flexibilidad a la zapatilla y junto con el Lunarlon combinan de manera perfecta. Esta Nike Kobe A.D. está pensada para jugadores que conduzcan y salten en carrera, no tanto para jugadores que salten en vertical.

FUERA DE LA PISTA

 

La línea de Nike Kobe ha sido siempre un referente en los últimos 8 años a la hora de vestir fuera de la pista. Se puede decir que el único problema que encontramos en la Nike Kobe A.D. es que no han salido decenas de colores para combinar con toda nuestra ropa. Con el adorno trasero en colores más o menos llamativos la Kobe A.D. es la zapatilla perfecta dentro del catálogo de Nike Basketball para llevar por la calle. Este color negro es discreto y poco llamativo, casi nadie sabrá que llevas una zapatilla de última tecnología y tus pies lo agradecerán.

 

CONCLUSIÓN

 

No tenemos la menor duda de que cuando Nike se puso a diseñar esta Nike Kobe A.D. estaba diseñando la Nike Kobe XII. Las circunstancias de la retirada de Kobe Bryant hicieron que cambiasen partes de la zapatilla pero es una más dentro de la línea Nike Kobe, 100% legítima a pesar de no llevar un número al final de su nombre. Una zapatilla especialmente duradera, desde su amortiguación y suela hasta el material con el que se ha construido la parte superior. Quizás en un principio algo dura y rígida en todos los aspectos pero en el quinto entrenamiento la zapatilla se ha hecho completamente al pie. Sin lugar a dudas la mejor zapatilla de corte bajo dentro del catálogo de Nike siendo la zapatilla de corte bajo con la mejor sujeción en el tobillo que jamás haya puesto nadie a la venta. Si te estás planteando adquirir una zapatilla de corte bajo que no te impresionen las nuevas signature como Nike Kyrie 3 o Nike PG1, la línea de Nike Kobe y en especial esta Nike Kobe A.D. sigue siendo la mejor opción aunque lógicamente también sea la más cara, así que como mínimo deberías probarla para experimentar sensaciones antes de tomar una decisión e irte a una gama inferior.

 

Varios colores de la Nike Kobe A.D. hemos podido ver en lo que va de temporada NBA, a día de hoy este color negro se puede encontrar en la web de Foot Locker sin problema y ya queda en tus manos si quieres empezar la temporada de Primavera y los Playoffs con zapas nuevas.

  • albert salom

    No os la recomiendo, se hacen muy duras y queman la piel, he tenido 2 veces lesiones de tobillos