Review: adidas Dame 4

Un año más abrimos El Laboratorio para probar y comprobar las virtudes de la última zapatilla de la línea de Damian Lillard. En este caso es turno para la adidas Dame 4 recién salida al mercado. Una zapatilla que no dejará a nadie mal sabor de boca.

 

 

CARACTERISTICAS

Para los que no estén familiarizados con esta línea de zapatillas os hemos dejado un vídeo donde podéis ver la evolución de las zapas que adidas ha ido lanzando para Damian Lillard. Esta adidas Dame 4 es una zapatilla continuísta tanto en acabados como en prestaciones con relación a la adidas Dame 3 pero con matices que la elevan y mejoran sobre su predecesora. Se podría decir que si algo funciona con ir puliendo detalles es suficiente y es precisamente lo que se ha hecho con esta adidas Dame 4. Hablamos de una zapatilla de gama media-alta tanto por materiales como por precio que, sin lugar a dudas, rinde a un nivel que roza la excelencia, y ya adelantamos que no creemos que haya una zapatilla mejor por el precio de esta adidas Dame 4. Los materiales usados en esta zapatilla son todos sintéticos y muy variados, ninguno predomina por encima de otro y cada uno tiene su aplicación específica. En la parte superior nos encontramos un collar hecho de una fibra sintética que no habíamos visto en una zapatilla de baloncesto nunca antes. Es una fibra flexible pero que al mismo tiempo comprime, una opción distinta al TECHFIT de anteriores entregas que permite introducir el pie de manera más sencilla y que además ajusta igual de bien al tobillo. Además este collar superior es algo más alto que en anteriores entregas y ajusta en todo el tobillo por igual lo que genera una sensación distinta de mayor sujeción. Sin llegar a ser una bota ‘high’ o de corte alto sí que podríamos decir que la adidas Dame 4 es la entrega más alta de todas las zapatillas de Lillard que han salido hasta la fecha dejando atrás esa sensación de zapa low que ahora se queda en manos de la línea de James Harden o las adidas Crazylight Boost. Este material que rodea el tobillo se extiende hacia la puntera y el talón y, como hemos comentado, es el encargado de proporcionar la mayoría de la sujeción de la zapatilla. Hace las veces de calcetín ya que va todo de una pieza omitiendo la existencia de lengüeta, algo habitual en las 4 zapas de Lillard.

Después del material tan molón y curioso que compone el collar y parte del empeine pasaríamos a la malla superior que cubre parte de los laterales y la puntera. Esta es otra de las novedades visibles más llamativas de esta adidas Dame 4, una malla que transpira mucho mejor que sus precedesoras ya que esta compuesta por unos agujeros enormes y varias capas de fibra que proporcionan sujeción. Además el diseño de esta malla es muy molón, en las imágenes podéis observar como tiene por debajo de dichos agujeros un entrelazado que da un toque muy guay. Esta malla es flexible, no tanto como puede ser un tejido de Primeknit, pero en ningún momento nos parece rígida. Para introducir correctamente el pie se han colocado dos tiradores, uno en la parte delantera sobrepuesto en la zona de la “lengüenta inexistente” y otro en la parte del talón. Son dos piezas muy necesarias para introducir el pie ya que como hemos comentado el collar superior cede pero ajusta bastante con lo que introducir el pie sigue siendo una tarea laboriosa. En los cordones han optado por utilizar un método que ya habíamos visto en la línea CrazyExplosive por ejemplo. Son cuerdas que anclan con los cordones y que enganchan directamente con la suela. Estas cuerdas van con un refuerzo de goma que suponemos es de adorno ya que la CrazyExplosive no los lleva y no se echan en falta.

Si pasamos a la media suela encontramos BOUNCE, la amortiguación que lleva utilizando la línea de Damian Lillard desde sus inicios. BOUNCE es una amortiguación que según se utilice pasa de ‘ser apañada’ a ‘ser muy eficiente’. Se supone que este tipo de espuma de doble densidad se utiliza en modelos de gama media en los que no se introduce BOOST para no encarecer el precio. BOUNCE requiere de un centímetro de espesor aproximadamente para que alcance una reactividad notoria por lo que una de las características negativas es la pérdida de sensación de ir cerca del suelo. Este problema era heredado de la segunda y tercera zapatilla de la línea de Lillard y para mejorar esta característica sin perder capacidad de amortiguación en la Dame 4 han optado por reducir el BOUNCE en la puntera. De esta manera conserva toda su capacidad de amortiguación en la parte trasera y favorece un primer paso más rápido y veloz gracias a que obtiene proximidad con el suelo en la zona delantera. Este cambio en la amortiguación puede parecer algo trivial pero es muy útil y, junto con el ajuste en el tobillo, es la principal novedad de la adidas Dame 4. Adicionalmente esta reducción de BOUNCE se observa a nivel estético ya que por primera vez la línea es mucho más dinámica con formas más afiladas en la media suela, le da un toque distinto.

Para la suela han elegido un patrón totalmente distinto a lo que nos tenía acostumbrados la línea de Dame Dolla. En esta ocasión han elegido separaciones grandes que visualmente están inspiradas en el paso del tiempo. No entendemos muy bien que es eso del paso del tiempo, lo que sí que entendemos es que su funcionamiento es impecable. De la manera en la que han organizado la suela no hay separaciones intermedias por lo que la flexibilidad de la suela se ve algo perjudicada con respecto a su precedesora. De todas maneras la suela de las adidas Dame hasta esta cuarta entrega eran suelas planas por lo que necesitaban ser flexibles para adaptarse a la pisada mientras que en esta zapa la suela es bastante ergonómica por lo que la pisada es más natural y no requiere de tanta flexibilidad en la goma. Para terminar, por mencionar algunos detalles, la línea de Damian Lillard siempre tiene cositas molonas referentes a su vida o su carrera deportiva. En esta edición, que no será en todos los colores, podemos ver las iniciales YKWTII referentes a la frase ‘You Know What Time It Is’, esa frase que los comentaristas mencionan cada vez que Lillard se pone las pilas y empieza a enchufar como un descosido. A lo largo del tirador frontal tenemos una serie de dígitos que significan varias cosas, una de ellas es el número del draft en el que fue elegido, el 6; otra es el tiempo que quedaba en el partido cuando enchufó la canasta ganadora con la que comenzaron a llamar Dame Time a los momentos calientes de Lillard, 0.9; los promedios que obtuvo en su último año en la universidad de Weber, 25.6.4. y varios detalles más que demuestra que no estamos ante una zapatilla cualquiera con el nombre de un jugador, sino ante una zapatilla personalizada para los fans más exigentes.

 

RENDIMIENTO

 

Como siempre nos gusta decir, una cosa es lo que tenemos sobre el papel y otra la manera en la que se comporta sobre la pista. Aparentemente la adidas Dame 4 es una zapatilla con precio de gama media-alta y materiales acordes a dicho precio. La sorpresa llega año tras año cuando al probarla en pista nos damos cuenta de que estamos ante, nuevamente, una zapatilla de rendimiento muy por encima de su precio o categoría. Lo primero que notamos en esta adidas Dame 4 es que nuevamente talla un poco más grande de lo normal. En nuestro caso diríamos que lo ideal sería coger la zapatilla medio número menos pero como cada uno tiene sus preferencias y particularidades lo mejor que se puede hacer es probártela en la tienda. Talla de manera similar a las dos versiones anteriores por lo que si tienes ya una D Lillard 2 o una Dame 3 te puedes hacer a la idea perfectamente. En caso negativo, como hemos dicho, a la tienda a probarla aunque adidas también da la opción de devolución gratuita en la web, es algo más lioso pero por otro lado te la puedes probar en casa tranquilamente. Tallas a parte, una vez que encontramos la longitud que mejor se nos adapta, lo primero que notamos al meter el pie es que el nuevo material del que esta hecho el collar. Este material es muy extraño y la primera sensación no se puede comparar con ninguna bota de baloncesto que haya fabricado nadie. Lo más parecido sería una malla de compresión pero más gruesa, es el equivalente a una protección para el tobillo o algún tipo de tobillera. Hemos estado jugando con las zapas dos semanas porque queríamos comprobar que este material no se daba de sí o perdía propiedades y lo cierto es que el collar se ha comportado de la misma manera durante todas las sesiones. El ajuste es perfecto porque se adapta a tu pie pero lo mantiene sujeto. Es la construcción superior más molona de todas las zapatillas que hemos probado este año y aunque da la sensación de ser un material extraño lo cierto es que su rendimiento es abrumador, casi al nivel de materiales mucho más caros como Primeknit.

Para la sujeción también ayuda una pieza interna que refuerza el talón, junto con el material superior y el cordaje el pie va perfectamente anclado a la bota si necesidad de velcros rígidos como en otros modelos de otros fabricantes. Añadir que el cordaje no es el típico que hay que reajustarlo al rato de ponerse la zapatilla, este ancla perfectamente desde un primer momento. Una vez tenemos el pie dentro de la bota y comenzamos el calentamiento vemos que la flexibilidad del material superior tampoco es un impedimento. Una de las características negativas de BOUNCE es su mayor peso con respecto a BOOST. En esta zapatilla han reducido bastante la cantidad de BOUNCE especialmente en la zona delantera lo que provoca que la zapatilla se note mucho más ligera que las tres versiones anteriores de la línea de Damian Lillard. La suela no da problema aunque esta suela parece algo más blanda que otros años por lo que seguramente su desgaste en pista de cemento sea bastante elevado. Nosotros la hemos usado en pista cubierta y en pista de calle y en ambas superficies da una tracción inmejorable. Hay un punto en el que si la tracción es perfecta no hay forma de superar ese resultado, en muchas zapatillas se podría decir que ya han alcanzado ese estatus de perfección en la tracción y casi todo el catálogo de signatures de adidas entra dentro de este estado, a día de hoy las suelas de adidas son extraordinariamente fiables. Con esta sensaciones lógicamente al combinar sujeción muy buena y tracción perfecta logramos unos cambios de dirección y de ritmo perfectamente sustentados por la zapatilla.

Al pasar a la amortiguación encontramos los principales déficits de esta adidas Dame 4. Lógicamente hablamos de una zapatilla con un gran precio y BOUNCE se comporta a una altura intachable pero evidentemente por debajo del rendimiento de BOOST. Al cambiar la distribución de BOUNCE encontramos una zapatilla que nos invita a volcar el pie, a dar el paso. Esto es una gran mejora en el diseño de zapatillas dentro de la línea de baloncesto de adidas ya que la mayoría de las zapatillas de adidas son zapatillas planas, sin un diseño especialmente ergonómico que favorezca el movimiento natural de la pisada de forma palpable. En este aspecto la adidas Dame 4 mejora mucho dicha circunstancia ya que la ligera curva de la suela acompañada de la mejor distribución de la amortiguación provocan que la zapatilla te empuja a moverte de forma mucho más natural y acompaña nuestra pisada. También nos gustaría volver a hacer hincapié en la gran reducción de peso de la zapatilla con respecto a sus precedesoras, más de un 20%, que nos da una sensación de ligereza que solo habíamos visto en zapatillas con BOOST y Primeknit de un precio mucho más elevado. A estas alturas poco más vamos a decir de BOUNCE, en la zona del talón da un rendimiento óptimo, una amoriguación reactiva más estable que BOOST y que es la alternativa perfecta a dicha tecnología. En cambio en la zona delantera nos da un pequeño empuje y nos mantiene pegados al suelo, también una alternativa perfecta a la mayoría de las zapatillas de adidas que suelen montar varios centímetros de amortiguación. Esta amortiguación nos acompaña perfectamente en todos nuestros movimientos sin descontrolar la pisada y devolviendo energía en cada paso. BOUNCE necesita energía para responder adecuadamente, si te vas a dar un paseo al parque tampoco notarás una media suela especialmente blanda, es una amortiguación que requiere de energía para que te devuelva dicha energía. Por destacar una última característica de la amortiguación de esta adidas Dame 4 diríamos que, a diferencia de otras zapatillas de este segmento, la amortiguación cubre toda la suela y no fragmentos en la zona delantera o trasera. Esto que en principio parece un simple detalle es una características de BOUNCE por encima de otras amortiguaciones encapsuladas, es una espuma continua que da un rendimiento a lo largo de toda la suela sin importar la forma en la que pises o hagas el apoyo.

 

EN LA CALLE

 

Si algo ha caracterizado a las zapatillas de Damian Lillard es que tienen un aspecto visual bastante llamativo y molón. Se distancian perfectamente de una zapatilla técnica porque su diseño es mucho más vanguardista y llamativo por lo que apetece, y mucho, llevarlas para el día a día. El único impedimento es que la sujeción de la zapatilla no es opcional por lo que llevarás el pie muy sujeto el 100% del tiempo. Con el nuevo collar esta sujeción se adapta mucho mejor al pie y no comprime tanto por lo que no incomoda tanto como la adidas Dame 3. Además este color es bastante sufrido y acaba de salir otro en un tono crema que luce muy bonita en el pie. A lo largo del año irán saliendo todo tipo de colores por lo que es de esperar que encuentres uno que te cuadre y combine con tu vestimenta diaria, por nuestra parte esta adidas Dame 4 ha recuperado el estatus de la adidas D Lillard 2 volviendo a una comodidad bastante elevada para un uso no deportivo. No diríamos que es la zapatilla ideal para ir a trabajar pero desde luego ha mejorado su línea con curvas mucho más suavizadas. Sin lugar a dudas será una opción a machacar durante todo el invierno.

 

CONCLUSIÓN

 

Uno de los jugadores más divertidos de ver sobre una cancha de baloncesto tiene una de las zapatillas más molonas de llevar sobre una cancha de baloncesto. Pero como de ‘molabilidad’ no va el baloncesto también podríamos decir que uno de los mejores jugadores sobre la pista de baloncesto tiene una de las mejores zapatillas que puedes llevar para jugar a baloncesto. De esta manera quedan claras dos cosas, que las zapatillas no solo son tremendas a nivel visual sino que también lo son a nivel técnico, dos cualidades que no siempre se llevan bien. Un año más adidas vuelve a sacar una zapatilla que supera a su predecesora con ligeros retoques que van puliendo una experiencia muy completa. No sabemos cual será el siguiente paso pero lo que si sabemos es que seguramente sea en la dirección adecuada porque ya son 4 años de línea para Damian Lillard y cada año se ven mejoras evidentes que nos maravillan. Lógicamente no es la mejor zapatilla dentro del catálogo de adidas pero tampoco aspira a ello, lo que sí encontramos en esta adidas Dame 4 es la mejor zapatilla dentro de su segmento, al menos a nuestro juicio. Lo que esta claro es, como ya hemos comentado en el vídeo, que no todo el mundo necesita la misma zapatilla y lo que para nosotros puede ser una zapatilla muy buena para otras personas con otras necesidades puede ser una zapatilla insuficiente o innecesaria. En la redacción la hemos probado dos personas y ambos coincidimos, es una zapatilla única con un resultado extraordinario, líder en su segmento por un único motivo, su rendimiento por encima de las competidoras. Como siempre, el lugar perfecto para encontrar estas adidas Dame 4 es la web de adidas.